jueves, 3 de noviembre de 2016

ME VOY A VIVIR A ESPAÑA: Y CONSIGO, ¿LAS PUERTAS CERRADAS?

Este es un artículo que he escrito para www.puntomedionoticias.com.ve

“La situación en Venezuela está muy mal, no hay comida ni medicamentos”, “Cuesta conseguir trabajo, y los sueldos no alcanzan para nada”, “Ya esto no se aguanta, hay que emigrar”, “¿Qué tal España para vivir?, me quiero ir a vivir allá, ya no soporto más”, son lamentos e interrogantes de mis amigos venezolanos, esos que por una u otra razón, aún no han podido salir del país huyendo de la pobreza, de los homicidios, de la desidia.

César Paradas Montesinos
Madrid
Durante los últimos dos años, son muchos quienes me han contactado para saber cómo venir a vivir a España, y conocer un poco las condiciones que hay para recibir inmigrantes venezolanos.
Confieso que me siento fatal porque no sé qué contestar. Si les digo que podría ser difícil, tal vez creen que no quiero ayudarles, si les digo que es muy fácil, podría estar creándoles falsas esperanzas, así que opto por contarles un poco la realidad.

La realidad es que, para lograr rehacer tu vida como inmigrante venezolano en España, y lo digo así por un tema cultural, de idioma, etc, hay que tener al menos tres cosas: un permiso de residencia y trabajo, dinero para salir de Venezuela y entrar a residir en España, y tener suerte.
Contar con una sólida asesoría legal evitará meterse en enredos irreparables que no traen más que sufrimientos.
Y dicho así parece muy sencillo, pero cuidado, que hay varios obstáculos que superar: el primero la “ilegalidad”, porque muchos están entrando como turistas y luego se quedan aquí de forma irregular, sin permiso de residencia y trabajo; segundo: la tasa de paro laboral que hay en España, lo cual se complica al no tener permiso para trabajar, y tercero: sin permiso para trabajar y sin trabajo, ¿De qué vas a vivir?.
Es entonces cuando empieza cristo a padecer, hay que vivir de la ayuda y de la misericordia, tratar de encontrar dinero fácil y de la peor forma, ir de un lado a otro pensando que en cualquier momento te detiene la policía, eres retenido en un Centro de Internamiento de Extranjeros, y deportado.
En fin, que el proyecto migratorio, pasa de ser una gracia a una morisqueta.
De acuerdo con fuentes extraoficiales, al menos 900 venezolanos fueron devueltos durante el año 2015 al intentar entrar a España por el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez, debido a que no contaban con los requisitos exigidos en la Ley de Extranjería para ingresar al país.
Pero a pesar de dichos controles, se ha vuelto normal y casi viral, escuchar el acento venezolano en las calles del centro madrileño, en el metro, en los supermercados, y compartiendo en especie de “guetos”, en pequeños restaurantes venezolanos, donde suelen darse cita para contarse sus vidas, mala cosa porque la inculturación es muy importante dentro de la cultura española, y vivir aislado no es cosa buena para ningún inmigrante.
Hay que tener en cuenta que el euro sigue siendo una moneda muchísimo más fuerte que el bolívar, que existe un control de cambio salvaje que se come los ahorros, y que en Madrid la vida es costosa: para vivir una sola persona (a lo pobre), hay que contar con al menos 700 euros al mes, entonces te pregunto:
¿Tienes nacionalidad española o de algún otro país de la Unión Europea?
¿Ya tienes un permiso de residencia y trabajo para venir a España?,
¿Tienes los euros necesarios para pagar los gastos que suponen vivir en España?, entonces te animo a que te vengas ya, podrás respirar, volver a comer, y caminar en las calles sin miedo a morir.
Pero si por el contrario: no tienes dinero, ni nacionalidad, ni residencia, etc, ten en cuenta que venir como turista y quedarte irregular, supondrá muchos riesgos y padecimientos, entre los cuales están esos de los que he hablado en párrafos anteriores.
Muchos de los venezolanos que están viniendo como falsos turistas, terminan volviéndose a Venezuela al darse cuenta de las duras condiciones que aquí consiguen, hay muchas puertas cerradas cuando no se posee documentación y se vive al margen de la ley.
Mi recomendación final en cada conversación que sostengo con amigos, es que organicen bien sus ideas para poder emigrar con éxito.
Hay que tener información sobre las formas de regularizarse, por ejemplo una vez habiendo llegado a España, o al país al que hayas decidido ingresar, conocer la moneda, los gastos básicos, y por supuesto contar con una asesoría legal, que se puede hallar incluso de forma gratuita, teniendo en cuenta estas mínimas advertencias seguramente podrás abrir esas puertas atascadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario