sábado, 14 de mayo de 2011

Fedeagro: Agricultura venezolana atraviesa un proceso recesivo

Acciones contra la propiedad privada alejan la inversión. Durante la Asamblea Anual celebrada el pasado 11 de mayo en Barquisimeto los productores pidieron al Estado definir políticas para fortalecer el sector agrícola


César Paradas Montesinos
Las Federaciones, Cámaras, Cooperativas y Asociaciones miembros de la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios, Fedeagro, celebraron en la capital larense su Asamblea Anual, donde luego de disertar sobre la situación agrícola nacional, fijaron su posición a través de un documento titulado, Declaración de Barquisimeto de las Asociaciones Miembros de Fedeagro.

“La agricultura venezolana atraviesa por un proceso recesivo desde hace varios años, caracterizado por una apreciable caída en los principales rubros de producción. En efecto, los tres cereales (maíz, arroz y sorgo), la caña de azúcar, el café, el plátano, la papa, las hortalizas, la ganadería bovina y la pesca, registran decrecimientos anuales sostenidos y volúmenes de producción equivalentes a los obtenidos a mediados de la década de los años ochenta”, expresa el comunicado.

Explican que tal señalamiento es producto de estimaciones realizadas con datos de la agroindustria, de proveedores de insumos, diversas asociaciones y entidades del país: “Las razones de trabajar con estimaciones son consecuencia, por una parte, del silencio estadístico del MAT, el cual data desde el año 2007, y por otra parte, de la decisión del Banco Central de Venezuela de incluir a la Agricultura en las Cuentas Nacionales, en una categoría llamada “Resto”, conjuntamente con Restaurantes, Hoteles y Actividades Diversas del Gobierno”.

Sin olvidar las consecuencias de los factores climáticos que perjudican la producción agrícola desde el año 2009, creen que la razón fundamental de la significativa caída de los rubros agrícolas en los últimos tres años, radica en la política agrícola aplicada al Sector Agroalimentario, tanto en su conjunto como a la agricultura en particular.

“Las acciones contra la propiedad privada de la tierra, la amenaza que se cierne sobre muchas propiedades y las acciones contra productores de reconocida trayectoria en el campo, aleja la inversión y desestimula en gran medida los emprendimientos para aumentar la frontera o mejorar los predios. Los procesos de intervención llevados a cabo en importantes zonas del país, e intensificados en el transcurso de los últimos años, desvirtúan la posibilidad de afianzar el desarrollo, con base a las potencialidades agrícolas y son, en  gran parte, responsables de la recesión, la inflación en alimentos y la escasez”, precisa la declaración.

Según la confederación, el control de precios ejercido sobre la mayor parte de los rubros sensibles y su fijación sin considerar los costos de producción, ha generado un importante rezago e impactado negativamente en el crecimiento sectorial. La totalidad de los rubros regulados registran una significativa caída de los precios reales y un crecimiento sostenido de los costos de producción, particularmente en los cereales, caña de azúcar, café, cacao, oleaginosas, leguminosas y renglones pecuarios.

Es necesario definir políticas agrícolas


“La exoneración del pago del Impuesto Sobre La Renta para los trabajadores del sector agrícola fue una solicitud que hicimos en diciembre y que el pasado martes decretó el presidente; Indudablemente contribuye, pero se necesitan políticas agrícolas coherentes que permitan el desarrollo agrícola del país, que sean consultadas con los productores y no elaboradas desde un escritorio”, refirió Pedro Rivas, luego de ser ratificado como presidente de Fedeagro.
Los productores agropecuarios consideran necesario fomentar el diálogo con las autoridades gubernamentales, que se garantice la seguridad de bienes y personas, así como la generación y transferencia de tecnología para mejorar la productividad física y económica de los rubros agrícolas, y definir la posición de Venezuela frente al uso de los transgénicos.
Concertar con el sector productivo la política de importaciones, crear un Consejo Nacional para las Importaciones Agroalimentarias, establecer un conjunto de reglas para la formación de los precios internos, evaluar la situación del consumo de alimentos, desarrollar programas de Inversión en cadenas productivas, formular y poner en práctica programas especiales por rubros de producción, restablecer la Comisión Nacional de Bioseguridad (CNB), que a pesar de tener más de cuatro años de juramentada, no ha emitido ningún pronunciamiento sobre los transgénicos, y elaborar campañas fito y zoo sanitarias de alcance nacional para la erradicación y/o control de plagas y enfermedades que se han expandido en todo la Geografía Nacional”, son las exigencias de los miembros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario